viernes, noviembre 09, 2007

SERÉ YO



Dejaré por un minuto a la muerte,
a los llantos, a las sienes,
al silencio, a la oscuridad, a la sangre,
a la soledad, al recuerdo,
a la amilola, a doña musa de año nuevo,
a mi cabeza, a mi cuerpo, a mis ojos,
y seré buen poeta escribiéndole a la tierra,
a los perros oliendo huesos bajo la mesa,
a la orina caminando por entre los zapatos
de gente ebria en la fiesta de las 12,
o a la hierba infinita y acolchada,
que hace de aliada en el clímax de los polvos,
y no piensen ustedes, estimados extranjeros,
que hablo de la tierra suelta y perdida entre los aires,
porque hoy también le escribo a las nalgas y a los muslos
y a los pechos y a las faldas,
porque hoy estoy ardiendo,
porque no tengo mente, sólo cuerpo
que yace excitado mirando pezones
junto a una vista que ni mar, ni alba, ni sol acostándose tiene.
Mas no seré yo, por un minuto.


No seré yo, por un minuto,
y me transformaré en Parra,
o González Koppman,
porque a veces pienso que ellos robaron mis letras
cuando recién yo escribía en el cordón
umbilical, pegado a mi madre,
o quizás sea como Rojas hablando de senos,
y mujeres bellas,
oh!, qué bueno que es este Rojas que aún lo veo transitando
por estos años, moviendo su boina cargada de letras
que eyaculan mis manos portando su libro,
y eso que apenas lo conozco,
sí, apenas lo conozco.
Pero hoy da lo mismo, pues no seré yo, por un minuto.


Y si la hora ha de tomar, estimado lector,
bien sabrá que el minuto muerto yace,
y las letras no son más que el vómito de mis sienes
¿o acaso no ha visto que acabo de nombrar otra vez a la muerte?,
también la palabra sien, que tanto me gusta,
y la seguiré escribiendo hasta que me plazca,
porque dejaré de ser yo para ser yo, y hasta el hartazgo,
aún así estén muertas mis manos,
y mi cabeza,
o así mueran también los pueblos,
o la amilola,
o el brillo de aquellos ojos de año nuevo,
o aun si tenga que morir la muerte,
porque entonces cambiaré el escritorio hacia la funda
que verá derretir mi piel,
y pese a todo, en el silencio,
seguiré siendo yo.


1 comentario:

Carla Valdés dijo...

Julio:

Me emocionó ver tu comentario en el blog. La verdad es que estos meses siendo tu amiga, han sido hermosos, debo agradecerle a la vida la oportunidad de conocerte compartir intereses, y experiencias de vida.
También debo agradecerte la confianza y la humildad con que recibes mis críticas.
Gracias por ser mi manager oficial,por nombrarme en : las radios, periódicos y revistas :p, de ahí me mandas el cheque de tus honorarios a la dirección que ya conoces.

Un abrazo Julio, Te quiero mucho. Y espero verte pronto en Santiago !